Cuatro errores comunes al andar en moto

¿Te interesa manejar una moto? Digamos que ya tomaste los primeros pasos y ya aprendiste a manejarla. Compraste el equipo de seguridad y ya empezaste a ver motos. ¿Cuál es el siguiente paso?

Cuatro errores comunes al andar en moto - iStockphotoCuatro errores comunes al andar en moto - iStockphoto

Primer error. Compraste demasiada moto. Aunque es tentador comprar una moto grande y más poderosa, te convertirás en un mejor conductor si empiezas con algo más chico. Una vez que puedas manejar una moto chica estarás listo para un motor más grande. Incrementa gradualmente el tamaño de la moto. Así te asegurarás de un buen comienzo.

Segundo error. Demasiado y muy temprano. Sí, es muy tentador llevar tu moto a donde sea una vez que ya la compraste. Pero hay que recordar que una calle grande o avenida ofrece riesgos más grandes que una calle pequeña y con poco tráfico.  Tómate tu tiempo al tomar calles con menos tráfico. De esta manera te podrás concentrar mejor en aprender que en esquivar autos. Si manejas en calles seguras mientras aprendes a manejar, estarás más seguro de lo que haces cuando estés listo para ir a una avenida transitada.

Tercer error. No tener una imagen mental clara del tráfico. Hay más que manejar en el tráfico que ver para adelante. ¿El coche de tu derecha se está acercando a tu carril? ¿El auto estacionado tiene alguien adentro que abra la puerta al último minuto? ¿La persona que está atrás de ti está consciente de que estás frenando por una luz roja?

En esta época de distracciones tras el volante, mantener una imagen del tráfico de 360 grados es crucial. Cuando llegas a ese nivel de conciencia lo inesperado ya no te toma por sorpresa. Siempre calcula tres movimientos adelante y checa tus espejos para que no te agarren por sorpresa.

Cuarto error. No asumir que eres invisible. Los conductores que tienen experiencia siempre le dirán lo mismo a los novatos: Asume que eres invisible. Mientras que hay muchas maneras de ser visible en una moto, te puede ayudar pensar que los otros motoristas no te ven. Aunque tu tengas el paso, no asumas que un coche no se te va a cerrar. Aunque hagas contacto con los ojos con otro conductor, no pienses que no puede hacer un movimiento repentino que te ponga en peligro. Recuerda, siempre pon un dedo sobre el freno delantero.

Tal vez también te interese

Las 10 motos más rápidas del mundo

Tips para comprar una moto usada

Consejos para manejar bajo la lluvia