Crochet, el tejido romántico para este verano

Los tejidos macramé y crochet, muy usados durante los 60´s y 70´s, volvieron a ser tendencia. Aportando romanticismo y femineidad con aires hippie, pueden llevarse en cualquier tipo de prenda o accesorio.

A veces, en el mundo de la moda hace falta que un influyente diseñador use alguna prenda o género olvidado para que vuelva a ser furor. La vuelta del crochet no es excepción, ya que el tejido volvió al ruedo gracias a que Karl Lagerfeld realizó, íntegramente, la colección de Chanel Primavera-Verano 2010 con este tejido. Chalecos, bolsos, zapatos, accesorios y hasta vestidos enteros de crochet desfilaron por la pasarela parisina y volvieron a encantar a las mujeres del mundo que parecían haberlo olvidado.

¿Qué diseñadores lo incluyeron en sus colecciones?

Muchos modistos usaron el crochet tanto en piezas de alta costura como en sus líneas "ready to wear". Además, crearon zapatos, carteras y accesorios con este tejido artesanal.

Oscar de la Renta mostró femeninos y elegantes mini vestidos de crochet en tonos crudos. Emilio Pucci no dudó en crear escotadas prendas de crochet con mucha piel a la vista. La casa italiana Missoni presentó vestidos largos y muy coloridos hechos con este tejido artesanal.

Chanel creó sus clásicos trajes de chaqueta y falda con crochet y hasta les aplicó flores tejidas. También incluyó este tejido en carteras similares a la tradicional 2.55 con cadenas metálicas.

El crochet llegó a las grandes cadenas de ropa como H&M, Topshop, Zara y French Connection, que lo aplicaron tanto a prendas de verano como de invierno.



¿Cómo y quiénes lo usan?

Hoy se puede conseguir cualquier prenda de crochet. Los bolsos de este tejido con manijas de cuero hicieron furor entre las celebridades como Eva Longoria, Halle Berry y Kate Winslet.

Para el verano, los mini vestidos de crochet o macramé son ideales por su frescura y simplicidad. Algunas como Kate Bosworth eligen prendas más cortas y sexys, mientras que otras famosas y streetstylers prefieren piezas con aires naif. El crochet queda bien con cualquiera de estos estilos.

Otro beneficio es que, según el color del que sea la lana o hilo, puede usarse en diferentes estaciones. Un vestido de crochet en color crudo es muy veraniego, pero si esa misma pieza es de un tono azul o gris, será perfecto para una jornada invernal.

Una pieza de crochet puede combinarse con jeans o llevarla en un look más formal, según la fineza del tejido.

Otros artículos que pueden interesarte:

Cómo cuidar tus prendas

¡A encandilar se ha dicho!

Sigue De Moda en Twitter y en Facebook

¿Qué les parece?

Cargando...

Sobre el Author

Contribuidores comunes:

De Moda, Eugenia Correa